Malaga Info

Castillo de Gibralfaro

castillo de gibralfaro

El nombre de Gibralfaro viene de un faro que había en el recinto fenicio. Gibralfaro significa el monte del faro. Esto nos da una pista para sospechar que el monte era utilizado como atalaya costera.

El castillo de Málaga fue construido para proteger la Alcazaba y albergar tropas. Consta de ocho torres y dos líneas de murallas.

En el antiguo recinto había ruinas y fue Abderramán III quien construyó una fortaleza antes que los romanos llegaran. En el año 1340, Yusuf I, convirtió la fortaleza en un alcázar.

Tiempo después, el Castillo fue asediado por los Reyes Católicos, y durante ese asedio, Fernando el Católico, decidió que el Castillo de Gibralfaro sería su casa y lo tomó como vivienda.

En el mes de Junio del año 1931 fue declarado Monumento histórico artístico.

Podemos visitar el castillo todos los domingos a partir de las 2 de la tarde gratuitamente. Los días de semana el precio será de 2 euros con 20 céntimos.

Las personas que residan o estudien en Málaga, las familias numerosas, los pensionistas y jubilados, los niños de seis a doce años y los que tengan la tarjeta de MALAGACARD, tendrán una tarifa especial reducida, por lo cual, la entrada les costará 60 céntimos.

La duración de la visita será aproximadamente de una hora y media, aunque no hay límite de tiempo.

Podremos visitar en los interiores del castillo el centro de interpretación de Gibralfaro. En él encontraremos una exposición de la vida militar cotidiana a través de la historia.

Este Castillo es una visita imprescindible para todos aquellos que vengan a Málaga. Desde lo alto encontrarás las mejores vistas panorámicas de la ciudad.

La subida al Castillo es gratuita, sólo tendrás que pagar para entrar. Por tanto, te recomendamos subir para ver Málaga desde lo alto. Podrás llegar hasta una explanada y ver el Parador Nacional de Gibralfaro. Ahí mismo tendrás la entrada para poder acceder al interior de la fortaleza.